Narration

Mateo 27:45-46

Desde el mediodía y hasta la media tarde toda la tierra quedó en oscuridad. Como a las tres de la tarde, Jesús gritó con fuerza: Elí, Elí, ¿lama sabactani? que significa: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?

Juan 19:30

Al probar Jesús el vinagre, dijo: “Todo se ha cumplido,” Luego inclinó la cabeza y entregó el espíritu.

Isaías 53:3

Despreciado y rechazado por los hombres,
varón de dolores, hecho para el sufrimiento.
Todos evitaban mirarlo; fue despreciado, y no lo estimamos.

Isaías 53:7

Maltratado y humillado, ni siquiera abrió su boca; como cordero, fue llevado al matadero; como oveja, enmudeció ante su trasquilador; y ni siquiera abrió su boca.

1 Juan 4:8-10

El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor. Así manifestó Dios su amor entre nosotros: en que envió a su Hijo unigénito al mundo para que vivamos por medio de él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y envió a su Hijo para que fuera ofrecido como sacrificio por el perdón de nuestros pecados.

Pause
Y
REFLEXIONE

Mientras medite en la cruz, le invitamos a que tome un tiempo en reflexión personal y oración.

¡Oh cómo mi Salvador sangró!
¡Oh cómo mi Salvador sangró,
mi Soberano murió!
Por un indigno como yo,
Su vida Él entregó

¿Por mis maldades Él sufrió,
y en el madero clamó?
¡Sublime gracia, Oh piedad!
Amor puro y sin igual

El sol su faz tuvo que ocultar
cuando en la Cruz su Creador,
la muerte experimentó
Aquel que la vida creó


Mi faz también debería ocultar
al contemplar esa Cruz
Mi corazón deshecho está,
con lágrimas de gratitud

Mis lágrimas no podrán pagar
la deuda de tal Amor
Aquí, Jesús, me entrego a tí;
¿Qué más podría hacer Señor?
Aquí, Jesús, me entrego a tí;
¿Qué más podría hacer Señor?
continuar